Día 8

Confieso no haberme bañado antes de salir hacia el aeropuerto.  El vuelo pasó rápido entre Beck, Kaki King y las canciones que se tocan en los sueños.  Cuando aterricé me sentí distante de mis emociones, escondiéndome de algo.  Creo que decepcioné a mi novia y mi roomie que fueron por mí.  Fuimos a comer a Bel Mondo en la Roma, awesome stuff.

Llegando a casa después de un viaje en uber poco agradable (por el calor y el encierro) me pude sentir más libre y expresar con más libertad el gusto que me dio el regresar a la ciudad y de ver a la gente que más extrañaba de por acá.  No esperaba menos de la chistes a costo de mi silencio que recibí durante todo el día.

Aún así, me doy cuenta que va a parecer más tardado de lo que pensaba debido a que el tipo de conversaciones que me hace disfrutar más a este par de personas se forman con ideas más complejas de las que puedo comunicar con mis manos o rápidamente escribir en papel.

En la noche me enfrenté a una de las cosas más personales y que más me pesan en la vida, eventos como estos hacen que recuerde lo mucho que me falta resolver en lo personal.

Mis palabras de hoy “Holi” y “Holi”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s